QUÉ HACEMOS

ADOLESCENTES: JUEGOS DE AZAR Y APUESTAS

Pautas de Actuación para madres y padres

La Adolescencia es un periodo muy importante en el desarrollo de una persona, momento de cambios físicos y emocionales. La curiosidad forma parte de este periodo y también la necesidad de asumir riesgos, de ponerse a prueba, de conocer el mundo, vivir experiencias nuevas…

La práctica de los juegos de azar está prohibida para las personas menores de edad. No obstante, según la encuesta ESTUDES (2018/2019), el 25,5% de los/as estudiantes de 14 a 18 años ha jugado dinero. En 2018, el 7,4% ha jugado dinero tanto online como presencial durante el último año, siendo chicos la mayoría.
La edad de inicio en el juego online es de 14,7 años mientras que en el juego presencial es de 14,6 años.

¿Por qué se acercan las personas adolescentes al juego de azar y apuestas?

  • Curiosidad
  • Ganar dinero
  • Presión del grupo
  • Ponerse a prueba
  • Asumir riesgos
  • Búsqueda de nuevas sensaciones

La familia, factor de protección

Padres y madres son fundamentales en la prevención temprana de conductas consideradas de riesgo. En relación a los juegos de azar y apuestas será importante:

  • La actitud que muestran ante las conductas de juego y su comportamiento ante el mismo.
  • La tolerancia cero ante los juegos de azar y apuestas y las personas menores.
  • Factores protectores de la familia:
    - Una disciplina familiar adecuada y normas claras de conducta dentro de la familia.
    - Padres y madres involucrados.
    - Comunicación positiva.
    - Trabajar en el desarrollo de habilidades personales y sociales: autoestima, tolerancia a la frustración, resolución de conflictos, resistencia a la presión de grupo, comunicación, asertividad,...
    - Cuidar la accesibilidad a internet y sus contenidos.
    - Tener información sobre los riesgos de la conducta de juego (juegos de azar y apuestas).

Factores de riesgo

  • Ganar dinero en los primeros contactos con el juego.
  • Baja tolerancia al aburrimiento.
  • Baja tolerancia a la frustración.
  • Impulsividad.
  • Búsqueda de sensaciones fuertes.
  • Atracción de experimentar con emociones como el riesgo.
  • Dificultades con el control del dinero.
  • Antecedentes en el entorno familiar: problemas con el juego de azar, el alcohol, otras drogas.

¡¡Atención madres y padres si observan estos síntomas!!

  1. Desatención de los estudios.
  2. Mentiras.
  3. Posibilidad de robos, pedir dinero, compraventa de objetos,…
  4. Arriesga relaciones importantes. Puede dejar de estar con sus amigos/as.
  5. Disminución de la capacidad de diálogo.
  6. Irritabilidad, cambios de humor, ansiedad.
  7. Encontrar elementos relacionados con el juego como, por ejemplo, boletos de apuestas.
  8. El estar muy pendiente, en presencial o a través de la red, de la información relacionada con el deporte y las apuestas.

¿Qué hacer ante esta situación?

  • Intentar hablar con el/la adolescente. Evitar juicios, no culpar ni reprochar. Hay que decirle lo que se está viendo. Es importante insistir ante una posible evasión. Cuanto antes se explicite la conducta, antes se podrá buscar ayuda.
  • Si se sospecha que puede haber una conducta excesiva de juego será importante buscar orientación y ayuda.

ASOCIACIÓN ALAVESA DE JUGADORES EN REHABILITACIÓN (ASAJER)
asajer@telefonica.net
Telf. 945 140 468
www.asajer.org

PDF: DESCARGAR FOLLETO

 

2021-03-26 27